Pages

Monday, May 29, 2006

Dan Brown: the truth


Este es un artículo que me llegó para preparar una clase sobre Da Vinci Code, que escribió Juan Dabdoub:

Quizás usted esté molesto con Dan Brown por haber escrito el Código Da Vinci, pero creo que le hace falta leer esta historia para comprender mejor a este famoso escritor.

Dan Brown nació en el pintoresco pueblito de Alton, en el condado de Hampshire al sur de Inglaterra; vivió como hijo único hasta que su madre se casó con James Calmore.

Por esos días, su vida había sido, podríamos decir, solo difícil; hasta que su madre, una prostituta bien conocida en el pequeño pueblo de Alton, se involucró con uno de los personajes mas prestigiados de su pequeña y elitista sociedad; lo cual motivó que ambos tuvieran que salir huyendo hacia Londres; que, aunque a pocos kilómetros de distancia, implicaba un cambio de ciudad.

Al poco tiempo de estar en Londres, su madre, que seguía en el mismo oficio, conoció a James Calmore, uno de sus clientes mas asiduos, con quien terminaría casándose; convirtiéndose así en el padrastro de Dan. Y aquí es donde inició la parte mas terrible de la vida del pequeño; pues con tan solo 12 años, Dan fue abusado en repetidas ocasiones por su padrastro, ante la indiferencia de su madre, quien resultó un sádico-bisexual.

Tan pronto pudo, a los 15 años, Dan abandonó su casa (no le podríamos llamar hogar) e inició una ardua lucha por rehacer su vida; sin embargo, siempre ha vivido enfrentando una dualidad sexual que lo atormenta y que lo arrastró hacia el alcoholismo.

Muchos años después, precisamente en una reunión de Alcohólicos Anónimos en Hollywood, en el Grupo que se reúne en el local de la esquina de Santa Monica y Fairfax Avenue, fue donde Brown conoció a Tom Hanks, quien durante una de las terapias de grupo se sintió plenamente identificado con Dan. Tom, a quien le diagnosticaron SIDA en el 2001, producto de su vida sexual desordenada, se había refugiado en el alcohol desde entonces; y buscaba salir de allí para tratar de enfrentar su enfermedad y alargar su vida lo más posible.

La dura vida de Dan fue lo que le ayudó a desarrollar su creatividad, pues la imaginación era la única fuga que tenía dentro de ese espantoso mundo en el que vivía; de esa imaginación le surgió el talento como novelista de ficción que lo ha llevado al éxito.

Afortunadamente, la mayoría de lo que aquí he narrado es mentira; al igual que son mentira la mayoría de las cosas que dice el Código da Vinci. Lo escribí como ejemplo de la libertad de expresión sobre la cual se amparan Dan Brown y Tom Hanks para calumniar a cuanta persona les viene en gana.

Dan Brown también se defiende diciendo que su novela es ficción; pero la maldad de Brown -porque no puede ser su ignorancia- le impide ver que las personas no somos tan brutas y que sabemos que la ficción “trata de sucesos y personajes imaginarios”; por lo que, distorsionar la historia y el presente de personas o instituciones reales, no es ficción: es calumnia.

Si usted desea ver la película, sólo piense que con ello estará alentando conductas irresponsables; y no le sorprenda que en el futuro alguien haga un escrito como éste sobre su madre, esposa/o o hija/o; y que ante su indignación sólo le respondan: “No se enoje, es solo una novela de ficción y, además, estoy usando mi libertad de expresión”

2 comments:

Anonymous said...

Eh, casi me la creo... iba a dejar de leer cuando me di cuenta que, en el siguiente párrafo, se declaraba todo ficción....
JAJA, está buenísimo

manolo said...

muy bueno...
pero basta del código ya!!!!
saludos!