Pages

Monday, March 13, 2006

Plaga de Ratas

"Dí no a las ratas"
Recuerdo haber pegado el "dí no a las ratas" escrito en un post-it, en mi escritorio de dirección de Sillares... Y aún sigo convencido.
Me acordé, pues el titular de hoy del Heraldo de Chihuahua habla de una Plaga de Ratas.
"Todos los días matamos o encontramos muertas de 10 a 12 ratas que se comen la pastura o muerden a nuestros animalitos", señaló don Lorenzo Perches, habitante del poblado de Flores Magón.
Lo anterior fue confirmado por otro de los vecinos, el señor Manuel Grajeda Márquez, quien afirma que tiene el mismo problema con la gran cantidad de roedores que por las noches salen a comerse cuanto encuentran a su paso.
El problema, según lo explicó Don Lorenzo, se ha venido incrementando desde hace unos dos años, cuando la población de aves de rapiña, gatos monteses y víboras comenzó a disminuir, pues al ser éstos los depredadores naturales de la población roedora, eran quienes de manera natural tenían controlada la sobrepoblación de estos animales, sin embargo, la cacería y la ignorancia han provocado que esta dinámica natural esté cobrando las consecuencias.
"Oiga, yo tenía una marranita, se me murió, pero siempre andaba toda mordida de que la agarraban las ratas a morderla y yo creo que terminó muriéndose de que le han de haber pegado una enfermedad", apunta don Manuel.
"Y luego hace poco llegué a contar hasta 26 marranitos recién nacidos que se me murieron también mordidos por las ratas", agregó el señor Grajeda.
Don Manuel dice que él les ha puesto trampas, pero al ser trampas para coyote, que son mucho más fuertes, terminan cortándoles una de las patas, y por lo tanto algunas, aunque mal heridas consiguen escapar.
El veneno queda descartado porque además de no surtir mucho efecto puede provocar algún daño a los otros animales, así que algunas de las veces utilizan fuego para quemar las madrigueras, pero tampoco pueden abusar de él, para no ir a provocar un incendio mayor, sobretodo en estas fechas en las que el viento sopla con tanta fuerza.
Finalmente reflexiona don Lorenzo, concluyendo que esto es causa del desajuste ecológico: "porque antes matábamos las águilas, los coyotes, los gatos o las víboras para que no se comieran nuestra pastura o nuestros cultivos, pero ahora estamos provocando que salga tanta rata que cada vez es más y más".
Zorro es testigo de mi temor por los roedores.
Existen muchos tipos de ratas en nuestro país: animo a todos a que luchemos contra ellas.
"por un mundo más humano"
salud!

1 comment:

Po said...

Leí lo de los marranos mordisqueados mientras desayunaba.